La dominancia – capítulo (n+1)

Cuando algunas personas me describen a sus perros como dominantes mi reacción inmediata es preguntar por qué dicen que su perro es dominante, qué hace el perro para que ellos digan que es dominante.

1524989_413509235447948_569966836_n.jpg

Una vez acabada la explicación de las conductas que les llevan a pensar eso, mi respuesta suele ser: tu perro no es dominante, tu perro es exigente, tu perro es un abusón, tu perro es inseguro,…, a lo que las personas suelen contestar con un: Bueno, es lo mismo…

Pues bien, no, no es lo mismo, y hay que dejar muy claro esto, porque en la medida que las personas entiendan que sus perros no quieren dominarles la manera de interactuar con ellos va a cambiar y se enfocará mejor la solución al problema.

Si no es dominancia no lo podemos llamar dominancia.

La dominancia, por definición, sólo se produce entre miembros de la misma especie. Para definirla rápidamente, la dominancia es querer controlar los recursos frente a otros (de la misma especie). Aun así, produciéndose entre perros, deberíamos saber distinguir cuando un perro protege recursos no por dominancia, sino porque ha recibido un aprendizaje previo, por parte de humanos o de otros perros, que le ha llevado a necesitar proteger recursos, porque su experiencia es que siempre vienen otros a quitárselo todo.

Adiestrador perros Reus 49
Sancho, fue un claro ejemplo de este aprendizaje previo

Etiquetar a un perro de dominante tiene implícitas una serie de consecuencias en la actitud que su propietario va a adoptar a partir de ese momento.

Debido a la educación que hemos recibido, a la información sin fundamento con la que nos bombardean continuamente en televisión, a los “profesionales” que ven la dominancia en cada movimiento del perro,…, cuando a una persona se le dice que su perro quiere dominarla (quiero recordar que esto es imposible por definición) la actitud de la persona se vuelve más agresiva hacia el perro, más amenazante,…, se tiene que convertir en el “macho alfa”, con todo lo que implica este concepto inducido, porque “el perro no puede ser más que yo”, “qué se ha pensado éste”. Empiezan o se acentúan los gritos, los golpes, las sumisiones forzosas, destruyendo todavía más la relación entre los individuos de dos especies distintas.

Enfocando estos problemas como lo que realmente son, perros que, queriendo o sin querer, se han maleducado, perros que tienen miedo, o perros que no entienden la comunicación de sus congéneres, lograremos soluciones de una manera más eficiente, ya que abordamos el problema real y no una supuesta dominancia, que al final, puede acabar con perros totalmente destrozados psicológicamente, con pánico, agresivos, etc…, y su posterior abandono o sacrificio.

En VicLis os ofrecemos asesoría y acompañamiento. Trabajamos en el origen del problema no en su consecuencia. Buscamos soluciones, no ponemos parches, porque inhibir una conducta no es solucionarla.

VicLis Adiestrador y Educador Canino Profesional
Adiestramiento Canino para una buena convivencia

Reus (Tarragona)

Adiestrador perros Reus 62

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: